El Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona lidera el estudio. Quieren reproducir el caso de Timothy Brown, que se curó tras someterse a un trasplante de células madre para curar un cáncer. Las células tenían una extraña mutación genética, que quieren estudiar. Es un procedimiento muy arriesgado que sólo se aplica en pacientes con VIH y una enfermedad hematológica potencialmente mortal.

Un consorcio internacional utilizará células madre de cordón umbilical para intentar reproducir el único caso de curación del VIH del mundo, el del un paciente de Berlín que recibió un trasplante de células madre de médula ósea de un donante que tenía una mutación genética rara. Es un procedimiento muy arriesgado que sólo se aplica en pacientes con VIH y consorcio, denominado Epistem y liderado por el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona, está financiado por el amfAR Research Consortium on HIV Eradication (ARCHE), y el proyecto lo llevarán a cabo el IrsiCaixa y el University Medical Center Utrecht (Holanda), con la colaboración de expertos del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El paciente de Berlín Timothy Brown fue sometido en 2007 a un trasplante de células madre de un donante resistente al virus de forma natural, para tratarlo de una leucemia. Los médicos han advertido de que este procedimiento es de alto riesgo y solo está indicado para los pacientes con un cáncer que amenace su vida, y aunque médicos e investigadores de todo el mundo han tratado de curar a otros pacientes en condiciones similares, hasta el momento nadie lo ha logrado.

Según ha avanzado este miércoles el IrsiCaixa, el proyecto se presentará a la comunidad científica internacional a última hora de esta tarde en el Congreso Nacional de Gesida, que se celebra en el Palacio de Congresos y Ferias de Málaga. El caso de Timothy Brown El caso de Timothy Brown es la única intervención médica que hasta ahora ha logrado curar a una persona de la infección por el VIH gracias a un trasplante de células madre de médula ósea de un donante que tenía una mutación genética rara, lo que le confirió resistencia natural a la infección por el VIH. Según los expertos, esta mutación está presente en el 1% de las personas de origen europeo, aproximadamente.

La estrategia despertó un enorme interés científico, ya que abrió nuevas perspectivas de erradicación viral, pero hasta ahora no se ha podido reproducir ya que es un procedimiento de alto riesgo y solo se indica en pacientes con VIH y una enfermedad hematológica potencialmente mortal, como era el caso de Brown. Según los especialistas, la mutación genética rara del donante parece ser el principal factor que determinó la curación, pero hay otros procesos clínicos que también pudieron haber contribuido. Liderado desde Badalona Ahora, el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, con sede en Badalona (Barcelona), y la University Medical Center Utrecht han iniciado un proyecto para tratar de mejorar la intervenciones para curar a estos pacientes y comprender mejor la implicación de las células madre en el control y en la erradicación de la infección por el VIH.

El equipo de investigadores está codirigido por el investigador del IrsiCaixa Javier Martínez-Picado, y está formado por hematólogos, infectólogos, virólogos e inmunólogos con experiencia en el campo del VIH, entre ellos Gero Hütter, el oncólogo que lideró la curación del paciente de Berlín. Quieren multiplicar las posibilidades de encontrar un donante compatible con la mutación”Si queremos erradicar esta infección, tenemos que entender las razones específicas de la curación del VIH en el paciente de Berlín. También queremos usar la sangre del cordón umbilical como fuente de células madre, para aumentar las posibilidades de compatibilidad entre los donantes y los pacientes”, ha explicado Martínez-Picado. Según el investigador, usar células madre de sangre del cordón umbilical tiene una clara ventaja, ya que son mucho más compatibles que las extraídas de la médula ósea. Con este nueva estrategia, las posibilidades de encontrar un donante que sea compatible y que, además, tenga la mutación genética que confiere resistencia natural al VIH se multiplica por 100.

En paralelo, el consorcio creará un inventario que permita identificar cuáles de las 10.000 unidades de sangre de cordón disponibles en los bancos de sangre del norte de Europa contienen la mutación genética rara que confieren resistencia al VIH. Esto permitirá que estas unidades estén inmediatamente disponibles para el trasplante. Los investigadores ya han comenzado a poner en práctica esta estrategia en personas VIH positivas que necesitan un trasplante de células madre y ahora están buscando pacientes para participar en el estudio, por lo que han hecho un llamamiento a médicos, investigadores y ciudadanos para hallar candidatos a formar parte del proyecto, que se pueden inscribir en epistem@irsicaixa.es.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2307547/0/cordon-umbilical/celulas-madre/curar-vih/#xtor=AD-15&xts=467263#xtor=AD-15&xts=467263

Llámenos    +595 21 201-164